#NoticiaSport #FORMULA1

La crisis de Covid ha erosionado los ingresos de los fabricantes, que después de la reducción de costes en chasis y motores ahora apuntan a las ganancias de los conductores. Y ya circula la hipótesis de una cifra que podría hacer que los grandes nombres se vuelvan locos

Estos son tiempos difíciles para todos, y el mundo dorado de la F1 no es una excepción a la regla. El año pasado se tomó la sensacional decisión de “congelar” los cuadros y motores, usando el mismo chasis también para la temporada actual, para ahorrar costos y salvar a los pequeños equipos en el barril de gasolina. Luego vino el «límite de presupuesto». Ahora son las ricas ganancias de los pilotos lo que está en la mira. La Federación Internacional y Liberty Media, propietario de la F1, pronto circularán una propuesta para establecer un límite en los salarios de los conductores.

Scrooge Schumacher es un recuerdo

Este es otro punto de inflexión histórico, porque los campeones del volante siempre han estado acostumbrados a ganancias y premios vertiginosos, desde que Tazio Nuvolari firmó un contrato faraónico con Alfa Romeo. Piense en el gran Michael Schumacher, que segundo Forbes habría alcanzado los mil millones de dólares, en sus más de diez años de carrera como campeón, recaudando alrededor de 40 millones por temporada solo de los patrocinadores. Ahora, con la crisis económica provocada por Covid, que también ha tenido fuertes repercusiones en las ventas de los fabricantes de automóviles, todo esto parece anacrónico.

Indiscreciones sobre la figura

La idea de limitar los sueldos de las estrellas de la F1 empezó a tomar forma ya en 2020 y va de la mano de la introducción del “tope de presupuesto”, adoptado en este campeonato. Según los rumores, también habría llegado a la definición de una cifra: cada equipo, en las próximas temporadas, podría gastar un máximo de 30 millones de dólares por los dos pilotos más reservas, a repartir según acuerdos contractuales individuales. Mientras que las bonificaciones (victorias y clasificación) y los derechos de imagen personal quedarían excluidos.

El gran problema

Esta es, obviamente, una iniciativa destinada a dividir, porque los pilotos más famosos verían recortados fuertemente sus salarios. Basta tomar como ejemplo a Mercedes, que renovó el contrato de Lewis Hamilton para 2021 por unos 40 millones de euros (45 millones de dólares) y el de Valtteri Bottas por unos 10 millones de dólares. Un gran total mucho más alto que el techo hipotético del que hemos hablado. Pero lo mismo podría decirse también de Red Bull, donde Max Verstappen hasta este año puede contar con un salario nabob garantizado por Honda: alrededor de 40 millones de dólares. Ciertamente habrá discusiones entre Fia / Liberty y la asociación de conductores.

Noticia Sport Formula 1

Noticia Sport

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.