#NoticiaSport #LIGA #SANTANDER

A medida que comienzan las semifinales de la Copa del Rey, la posibilidad de un derbi vasco en la final sería emocionante para la cultura del fútbol español.

La 116ª edición de la Copa del Rey, uno de los torneos más prestigiosos de Europa, ha sido un viaje emocionante y salvaje hasta ahora. El nuevo formato propuesto por la Federación Española de Fútbol, ​​que pretende ser similar a la amplia y altamente competitiva Copa FA, ha demostrado ser un éxito total, con equipos más pequeños que pueden disputar la supremacía de los gigantes históricos del país.

De hecho, esta es la primera vez en 14 años que el trofeo no estará en manos de los equipos de los «Cinco Grandes», ya que todos han sido eliminados sorprendentemente. Ahora todo depende de los equipos vascos, la Real Sociedad y el Athletic Club de Bilbao, el recién ascendido Granada y el escándalo de la segunda división C.D. Mirandes

Las dos últimas son dos historias fabulosas que han despertado gran interés entre los fanáticos. Granada está comenzando a verse (y a verse a sí mismo) como un verdadero contendiente, ocupando el décimo puesto en la tabla de la liga en medio de una gran reconstrucción después de su reciente ascenso a La Liga. DISCOS COMPACTOS. Mirandes, por otro lado, es un club modesto que acaba de regresar a la Segunda Division en 2019 y ahora ha sorprendido a todo el país al derrotar al Sevilla 3-1 y eliminar al Villareal en los cuartos de final.

Pero los grandes favoritos para ingresar a la final son, sin duda, los equipos de Bilbao y San Sebastián, lo que sería un enfrentamiento sensacional e históricamente significativo. Una forma memorable de concluir una campaña memorable.

El Athletic Club y la Real Sociedad son equipos importantes en el fútbol español, pero lo más importante es que ambos han ayudado a dar forma a la cultura e incluso a la identidad del fanático del fútbol vasco y de la región en general. Ambas partes son un referente importante no solo por lo que son sino por lo que representan.

El País Vasco moderno es un descendiente del reino vasco independiente, y este a su vez desciende de la antigua región de Vasconia, una tierra con sus propias tradiciones, etnia e idioma. Una nación orgullosa dentro del estado-nación ibérico. Y ambos clubes representan las dos expresiones en la lucha histórica única del País Vasco.

En el caso del Athletic de Bilbao, encarnan la idiosincrasia de un pueblo que se ha involucrado en siglos de resistencia cultural por parte de la corona castellana. Formado en 1898, es uno de los clubes más antiguos y exitosos de La Liga, y uno de los tres (junto con los gigantes Barcelona y Real Madrid) que nunca han sido relegados.

Su regla de oro para competir solo con jugadores nacidos, criados o desarrollados localmente en Euskal Herria y su compromiso de preservar la cultura vasca y la autonomía vasca los ha puesto en desacuerdo con la monarquía y el establecimiento político. Durante la guerra civil española, Los leones y sus admiradores representaban a la facción republicana, y cuando el dictador Francisco Franco llegó al poder y reinstaló al rey, el pueblo los vio como un ejército simbólico del Euskaldunak resistencia.

La Real Sociedad, por otro lado, se formó en 1909 como una contraparte realista y menos nacionalista del Athletic Club. Su cercanía al rey Alfonso XIII les valió el título de «Real» en 1910, estableciendo una rivalidad natural con el equipo de Bilbao, no solo en el campo sino también en los ámbitos político y sociocultural.

También hay un aspecto de clase; mientras Bilbao tenía seguidores de personas humildes, principalmente de clase trabajadora de la ciudad y las áreas rurales, el fandom de la Real Sociedad se concentró entre las personas más ricas del próspero puerto de San Sebastián, uno de los puntos críticos de España.

Ambos equipos han tenido un gran éxito en La Liga, pero sus triunfos más importantes han sido en la Copa del Rey.

El Athletic de Bilbao ha ganado el torneo 23 veces, siendo el segundo club más victorioso de la competencia, solo por detrás de los 30 del Barcelona, ​​y los ganadores de las dos primeras copas. Eran el equipo más dominante a fines de la década de 1940, durante la era de Telmo Zarra, y han sido un serio contendiente en la copa en cada década.

La Real Sociedad lo ha ganado dos veces; en 1909, que culminó con la obtención del título real, y en 1987, cuando derrotaron a sus amargos rivales regionales en una dramática semifinal de la que todavía se habla hoy entre los locales.

En términos de campo, fue durante la década de 1980 cuando la rivalidad alcanzó su punto máximo. Después de los títulos consecutivos de La Liga en La Liga en ’81 y ’82, el Athletic de Bilbao conquistó la liga en ’84. Ambos equipos estaban en su punto más fuerte, ganando elogios y prestigio en toda Europa y presentando al mundo a jugadores que se convertirían en leyendas. En un derbi regular de esa década, se podía ver una batalla épica entre José Luis Arconada y Andoni Zubizarreta, los dos porteros de la selección nacional, mientras que estrellas como Dani, Pedro Uralde y Manu Sarabia ponen corazón y alma en el campo.

Durante el siglo XXI, el derbi vasco sigue atrayendo grandes multitudes, siendo el evento televisivo más visto en la región y dando forma a la conversación cultural aún más.

Mientras un lado mantiene su orgullosa tradición de limitar solo a los jugadores formados localmente y el otro hace fichajes clave de jugadores extranjeros, las dos expresiones y perspectivas de los vascos – Autonomía vs. Federalismo, Nacionalismo vs. Globalismo – todavía están claramente representadas dentro y fuera del tono. Todo eso está en el corazón de sus espectaculares juegos, ya sea que tengan lugar en el La realAnoeta o San Mamés del Athletic.

La final de la Copa del Rey puede establecerse para una ubicación neutral en Sevilla, pero la posibilidad de un derbi vasco en la obra maestra sería algo especial y diría algo sobre el estado del juego.

El fútbol español necesita una rivalidad tan importante y emocionante para mantenerse con vida, y la posibilidad de que se muestre en el mayor partido de la Copa del Rey, un torneo definido por las relaciones históricas y las tensiones entre la monarquía borbónica y la multiétnica, cada vez más población diversa, sería tanto más especial.

Próximo: 4 conclusiones del debut de Quique Setien en Barcelona

La primera etapa de las semifinales de la Copa del Rey comienza el 12 de febrero a las 3 p.m. ET como Athletic Club se enfrenta a Granada C.F en Bilbao. La otra semifinal comienza el 13 de febrero como anfitriona de la Real Sociedad, Mirandes. Las patas de regreso son el 4 y 5 de marzo.

Noticia Sport Liga Santander

Noticia Sport

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.