#Video #Sexual #Suicidio

Verónica. Tiene dos hijos. Y se quitó la vida el sábado pasado . No soporto la presión de difundirse masivamente un vídeo sexual que fue grabado hace 5 años.

Tenía 32 años, y trabajaba en la fábrica de camiones IVECO que cuenta con 2.500 empleados, la mayoría de los cuales habrían recibido el video, según Espejo Público.

El vídeo fue viralizado y llegó hasta su marido, el cual sufrió una crisis de ansiedad al enterarse. Día después, Verónica se suicidó.

Ella acudió a Recursos Humanos de la empresa, que le dijo que denunciase los hechos, pero ella no quiso hacer.

La Policía Nacional investiga los hechos como suicidio, después de que apareciese ahorcada en Alcalá. Pero desconocían la existencia del vídeo sexual en el que fue grabada.

Sus compañeros se han mostrado consternados de su muerte y han realizado una concentración en la empresa. «Se puso muy nerviosa y se tuvo que marchar porque no aguantaba la presión, ni aquí, ni en su entorno familiar», declaró Susana Martín, compañera de trabajo de la fallecida, en el canal de La Sexta. «Ella quería que la historia pasara, que la gente dejara de hablar y lo olvidara cuanto antes. No tenía pensado denunciar», añade Martín.

Verónica no quiso darle importancia, pero después fue víctima de «miradas y de gente del puesto de trabajo para ver quién era esa compañera. Sufrió muchisima presión», dice otro compañero.

El Código Penal en España, castiga con pena de prisión de 3 meses a 1 año o una multa de 6 a 12 meses «al que, sin autorización de la persona afectada, divulgue, revele o ceda a otras personas, imágenes o grabaciones de aquélla, que hubiera obtenido con su anuencia,… cuando la divulgación dañe gravemente su intimidad moral o personal».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.