En la madrugada del domingo al lunes, unos desconocidos entraron en su habitación y la mataron brutalmente.

Inés Nieves Sancho, misionera española de 77 años de edad, fue brutalmente asesinada el pasado fin de semana en República Centroafricana. La burgalesa, perteneciente a la congregación francesa de les Filles de Jesus de Massac, llevaba 23 años ayudando a los más pobres en el suroeste del país.

En la madrugada del domingo al lunes, unos desconocidos entraron en su habitación y la llevaron hasta las instalaciones donde enseñaba costura a las niñas. Allí, la asesinaron por razones que no se conocen por el momento. Los que la conocieron aseguran que Inés era una mujer «que solo se dedicaba a ayudar a los demás». A pesar de su avanzada edad, quería estar en la zona ayudando hasta el final de sus fuerzas.

Monseñor Juan José Aguirre, titular de la diócesis de Bangassou desde el año 2000, ha confirmado este martes a COPE el fallecimiento. En una entrevista en el programa «La Linterna» con Ángel Expósito, Aguirre ha señalado que entraron a su habitación «personas indeseables, la sacaron de la cama y el lunes la descubrieron casi decapitada. No se sabe por qué. Este martes ya ha sido enterrada», ha contado.

Aguirre señala que los misioneros de esta zona no tienen miedo. «Estamos ayudando con nuestro pueblo y tenemos la confianza en Dios. Tenemos pena por lo que ha pasado a Inés. Ella era una monja fantastica, que no hablaba mucho. Las muchachas con las que cosía tienen que estar muy tristes en este momento. Pero nosotros seguiremos trabajando en esta parte del mundo», dijo Expósito.

Preguntado por la política actual en República Centroafricana, el titular de la diócesis de Bangassou dice que es un país «donde el 80% de su territorio está conquistado por 15 señores en guerra que lo tienen pisoteado». «Estamos en una situación delicada». 

CONDOLENCIAS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.